El buen hábito de escribir en un diario: la planificación y la revisión de la jornada


Por Enrique Benimeli
Post n.107 | Tiempo de lectura: 8 minutos

Escribir es una de las actividades que más recomiendo incorporar a nuestros hábitos diarios. En general, aconsejo escribir cualquier cosa, pero en particular me refiero a dejar por escrito cada día nuestras intenciones y el desarrollo de la jornada. Quizá no sea la rutina más fácil de mantener, pero creo que es una de las que más beneficios aporta.

Cuando alguien nos recomienda escribir en un diario, probablemente pensamos en el gesto de abrir cada noche una especie de libreta de papel que dice DIARIO en su cubierta y que nos invita a anotar nuestros pensamientos o sucesos del día. Desde luego, esta una opción completamente válida y, de hecho, quizá la más tradicional, pero no la única. Por ejemplo, yo utilizo el registro diario para mejorar mi organización personal.

¿Diario en papel o en soporte digital?

Este es el eterno debate, que no debería siquiera existir. La elección entre un formato digital o una opción tradicional en papel es muy personal. Simplemente debemos elegir aquel que mejor funciona según nuestra forma de pensar, crear, planificar y decidir. Personalmente, en varias ocasiones he hecho el intento de registrar un diario en papel, pero reconozco que no he tenido demasiado éxito con ello. Utilizo libretas Moleskine y otras mucho más sencillas para anotar algunas ideas; sin embargo, no he logrado desarrollar el hábito de mantener un diario sobre papel. Quizá, tal vez, algún día.

De momento, sigo apostando por el formato digital, que ofrece una serie de funciones que el soporte papel no puede cubrir. Actualmente utilizo Day One, una aplicación que está precisamente diseñada para este propósito: mantener un diario digital. De Day One me gustan muchas cosas, pero podría destacar el hecho de que esté disponible como app en los distintos sistemas de Apple: iPhone, iPad, Watch y Mac. También existe una versión para usuarios de Android. Por tanto, una de las ventajas es la sincronización de datos entre dispositivos; podemos registrar información desde nuestro teléfono móvil y continuar más tarde desde el Mac o iPad.  Otra de las características destacables es su cuidado diseño y usabilidad. Se percibe el gusto estético del equipo que la ha diseñado y el interés que han puesto en que sea funcional y fácil de utilizar. La aplicación es bonita y eficaz; hace lo que tiene que hacer. Finalmente, cabe destacar la opción de creación de plantillas, que permite disponer, por ejemplo, de un esquema básico a partir del cual podemos iniciar nuestro registro diario.

Así es mi diario personal

Cuando registro una nueva entrada en mi diario, lo hago a partir de una plantilla que diseñé y que ya tengo preparada con un esquema básico, con una serie de secciones para completar. Por tanto, cada nueva entrada en mi diario muestra siempre los mismos seis apartados:

  1. Prioridades
  2. Tareas más importantes
  3. Hoy
  4. Hábitos diarios
  5. Preguntas para terminar el día
  6. Instantáneas

Así se muestra cada nueva entrada en la aplicación Day One en Mac. De este modo, dispongo de una pequeña guía que facilita el proceso de registro en mi diario.

Con el tiempo, la plantilla ha ido sufriendo algunos cambios, siempre intentando encontrar el equilibro entre la simplicidad del esquema y la relevancia de la información que registro. Como comentaba en la introducción, en mi caso particular no sea trata de un diario personal en el que relato los sucesos del día; se trata más bien de una herramienta de planificación y reflexión que tiene como propósito mejorar mi organización personal y productividad.

Escribo en mi diario dos veces al día, a primera hora de la mañana y al final del día. Bien temprano completo los apartados «Prioridades»  y «Tareas más importantes». En el apartado «Hoy» quizá puedo escribir alguna intención o reflexión. Por tanto, estos apartados son para planificar el día con perspectiva. Los otros apartados quedan reservados para el final de la jornada, cuando ya estoy en disposición de hacer un balance del día. Es el momento en que reviso los hábitos diarios, respondo a algunas preguntas y reviso el desarrollo de la jornada, incluida alguna fotografía de algún momento del día.

Las prioridades del día

Las prioridades del día nunca son tareas concretas; simplemente responden a la pregunta: ¿Qué es una prioridad para ti hoy? Está terminantemente prohibido formular las tres prioridades del día como cosas que hacer. De hecho, debemos intentar que no sean prioridades relacionadas con el trabajo, porque es bastante habitual que nuestra mente, a primera hora de la mañana, asigne como prioritarias algunas tareas del ámbito laboral, aquellas que más nos preocupan. Para evitarlo, conviene echar un vistazo a otros ámbitos de responsabilidad: familia, salud, relaciones sociales, desarrollo personal, etc. Excepcionalmente, de las tres prioridades diarias, una puede ser del ámbito profesional, pero solo una. Creedme si os digo que un ejercicio interesante.

Las tareas más importantes del día (TMI)

Aquí sí hablamos de acciones concretas. ¿Qué tareas son las más importantes del día? Si tuvieras que elegir tres tareas que obligatoriamente debes realizar hoy, ¿cuáles serían? En ocasiones, la lista de tareas del día crecen sin control y las acciones realmente fundamentales para avanzar en nuestro trabajo quedan prácticamente escondidas y, al final, olvidadas. ¿Qué tres tareas son realmente esenciales hoy? De nuevo, en este apartado, conviene responder a la pregunta considerando también otros ámbitos de responsabilidad (personal, familiar, etc.). No permitamos que el trabajo ocupe los tres huecos destinados a las tareas más importantes del día.

Hoy

Este es un apartado, digamos, de texto libre. En él registramos, si los hay, los pensamientos, el desarrollo del día, las reflexiones, etc. El resto de apartados son algo rígidos, y esta sección nos puede dar la flexibilidad que en ocasiones necesitamos. De algún modo, sería lo más parecido a escribir un diario en su forma más tradicional.

Hábitos diarios

La aplicación Day One reconoce los checklists como tales, es decir, muestra en cada entrada de diario el número de casillas marcadas sobre el total y, por tanto, los logros alcanzados. En mi caso, Day One indica que cada día hay 15 ítems por completar (3 tareas más importantes + 12 hábitos diarios). Hasta ahora había utilizado otras aplicaciones como Coach.me o incluso mi gestor de tareas Things para realizar un seguimiento de los hábitos diarios, pero mantenerlos integrados en mi diario personal de Day One me parece una opción mucho más práctica. No he detallado los hábitos en el ejemplo de plantilla que he compartido porque entiendo que cada uno debe definir los suyos y tampoco quiero influir en ello. No obstante, algunos de los hábitos básicos que sugiero son: madrugar, establecer prioridades, definir las tareas más importantes, escribir, leer, realizar ejercicio físico, desconectar a partir de cierta hora del día, etc.

Preguntas para terminar el día

Al finalizar el día, también intento responder a la siguientes cinco preguntas:

  1. ¿Por qué hoy ha sido un día especial?
  2. ¿Qué he creado hoy?
  3. ¿Qué he leído hoy?
  4. ¿Qué he aprendido hoy?
  5. ¿Qué he decidido hoy?

Os avanzo que, habitualmente, nunca consigo responder a todas pero que, cuando lo logro, puedo darme por satisfecho ese día. Comento a continuación las preguntas, para dar algunas claves para responderlas:

  1. ¿Por qué hoy ha sido un día especial para ti? Lo ideal es que fuéramos capaces de responder a la primera pregunta cada día. También podríamos reformularla, preguntándonos qué hemos hecho hoy para hacer que el día sea especial. Si pasan los días y nada pasa, algo estamos haciendo mal. O eso creo yo.
  2. ¿Qué has creado hoy? A diario consumimos y utilizamos objetos e información, pero, ¿qué has creado hoy? ¿qué has producido? ¿qué has escrito hoy? ¿qué has construido? ¿qué has dibujado? ¿qué has ideado? ¿qué has aportado hoy con tus manos y tu ingenio? Esta pregunta es mi favorita.
  3. ¿Qué has leído hoy? El hábito de la lectura me parece esencial. Creo que no debe pasar un día sin que leamos algunas líneas sobre algún tema en particular, sea una noticia de actualidad o unas páginas de ficción.
  4. ¿Qué has aprendido hoy? ¿Puedes mencionar algo concreto que hayas aprendido hoy? Un dato, una explicación, un proceso, cualquier cosa que no sabías antes y que hoy has aprendido. Tan simple y tan importante.
  5. ¿Qué has decidido hoy? Porque a veces pasan los días y posponemos algunas decisiones. Para responder a esta pregunta conviene tener a mano una lista de «cuestiones sobre las que decidir» para poder sentarse y hacerlo de forma consciente. Una decisión al día, tenga la magnitud que tenga, ya es todo un logro.

Instantáneas

La aplicación Day One permite adjuntar archivos multimedia y las fotografías tomadas durante el día pueden ser un elemento adicional para recordar la jornada y hacer balance. No nos separamos de nuestro teléfono móvil prácticamente en todo el día, y utilizarlo para capturar un momento importante (o no) de la jornada es una forma diferente y entretenida de hacerlo. Además, Day One nos recuerda lo que hicimos un día como hoy hace varios años, y eso, a los nostálgicos, nos gusta. Al fin y al cabo, para eso están los diarios también, para recordar.

Pon un diario en tu vida.

Day One App | dayoneapp.com

¿Quieres colaborar?

Si te gusta lo que lees, puedes colaborar con el blog a través de Patreon.

Become a Patron!

1 Comments

Deja un comentario.