Drafts: del borrador a la acción

Post n.74 – (1115 palabras)

A A A

Libreta, folio en blanco, app móvil o servilleta de un bar. Cada uno anota donde más le gusta, o donde las circunstancias se lo permiten. Descartamos la memoria, porque ya sabemos que no siempre podemos confiar en ella. Las ideas llegan a nuestra cabeza sin avisar, así que conviene tener siempre a mano un lugar físico, alguna especie de cajón de sastre donde podamos dejar versiones en borrador de las cosas, sin ninguna estructura preestablecida y sin un orden en particular.

Y digamos que «cosa» es esa idea que no ha tomado forma definitiva todavía. No sabemos qué será, o ni siquiera podemos definir lo que es. En ocasiones no podemos determinar si será un texto que finalmente será publicado, o una tarea que estaremos obligados a realizar o simplemente un recurso que compartiremos en redes sociales. Hay ideas que necesitan reposar y deben pasar necesariamente por una versión en estado borrador antes de conocer su destino final. Y en la mayoría de casos estamos hablando de borradores en formato texto. Quizá anotamos un par de ideas, que simplemente verán finalmente el timeline de Twitter. O quizá una sola idea sea el detonante de un interesante artículo que quedará publicado en un blog. O quién sabe, apenas una palabras podrían ser las primeras de una futura novela.

Drafts (borradores, en inglés) es precisamente una herramienta diseñada con este propósito. En ella podemos reunir todas las ideas, de cualquier tipo y utilizando varios formatos, para luego decidir qué haremos con ellas. Podríamos pensar que ya contamos con esta función en la típica aplicación de notas de nuestro teléfono móvil que abrimos para «anotar cosas». Sin embargo, Drafts es mucho más que una app de notas.

Tareas que solo querían ser notas

Después de algún tiempo probando la aplicación, tanto en el teléfono móvil como en el ordenador, hay una serie de ventajas que en un principio no esperaba. En mi caso particular, Drafts ha hecho un buen trabajo como limitador y ha logrado en muchas ocasiones que no me precipite antes de llevar a cabo determinadas acciones con una determinada idea. Y esto, en términos de productividad, es toda una ventaja. La precaución siempre es una virtud, de hecho en todos los ámbitos de nuestra vida.

Si estás leyendo este blog entiendo que te interesa el mundo de la organización personal y seguramente has utilizado en alguna ocasión una aplicación móvil para registrar la «lista de cosas que hacer» en los próximos días. El problema de estas apps, que con tanta facilidad permiten añadir un nuevo registro (y por tanto una nueva cosa que hacer…), es que acaban siendo un «cajón» repleto de tareas que realmente no lo son. Acabamos registrando en clave de tarea, de acción, algo que tan solo debía ser una anotación.

Drafts 5 – Overview from Agile Tortoise on Vimeo.

Y es que muchas veces nos precipitamos y solo nosotros somos los únicos responsables de asignarnos tareas innecesarias, registrándolas sin ningún miramiento en la aplicación de turno y sin haber meditado bien sobre ellas al menos durante un instante. En estas situaciones, una solución muy eficaz es disponer de una «antesala» en la que todas esas ideas queden en estado borrador, a la espera de que las procesemos en el momento más adecuado, con la reflexión y el tiempo que merecen. Si el objetivo es no precipitarse, desde luego Drafts se presenta como una herramienta de lo más adecuada para cumplir su función de mantener borradores de «cosas».

Borrador y… ¡acción!

¿En qué se puede convertir en borrador de Drafts? Pues podemos realizar distintas acciones a partir del borrador, que finalmente puede ser una tarea en Things, o una nota definitiva para alguno de los populares programas de gestión de notas (Evernote, OneDrive, etc.) o podría ser finalmente un tuit. De hecho, estas son las tres acciones que suelo utilizar con Drafts sobre un borrador. Y en particular me encanta que exista la posibilidad de integrar la app con Things, que además es el software de gestión de tareas que utilizo.

Utilizo Drafts tanto con el ordenador como con el teléfono móvil. Desde el ordenador lo utilizo cuando necesito escribir textos de mayor extensión sobre un tema en concreto que ya tengo en mente. En este caso sé a lo que boy: abro Drafts con el único propósito de trabajar allí en algo, aunque si surge una nueva idea, estoy en el lugar perfecto para registrarla.

La versión móvil de Drafts es una herramienta incluso más útil. O al menos genera mayor sensación de productividad. Con ella podemos sacar partido de la función de reconocimiento de voz que incorporan ya prácticamente todos los móviles para dictarle notas a Drafts. Es decir, si lo que queremos es recopilar una serie de ideas que nos vienen a la cabeza cuando no tenemos un ordenador a mano, puede ser interesante simplemente dictárselas a Drafts. De hecho, también existe una versión de la aplicación para Apple Watch, para que podamos incluso registrar un borrador sin sacar el teléfono móvil del bolsillo. Luego ya tendremos tiempo para reformular las ideas y darle el estilo al texto que estamos redactando.

 

Esta es la primera vez que escribo sobre Drafts, y estoy seguro de que no será el último artículo sobre la herramienta. Seguro que voy encontrando nuevos usos y  probablemente los desarrolladores irán incorporando nuevas funciones. De momento, ya en su versión más reciente podemos copiar fácilmente el texto del borrador al portapapeles, también en formato HTML, escribir un correo electrónico, enviar mensaje, publicar un tuit, realizar una búsqueda en Google, añadir un evento o un recordatorio, imprimirlo, etc. Y por supuesto también existe la opción de guardar el borrador en distintos servicios de almacenamiento en la nube como iCloud, Dropbox, Evernote, OneDrive, Google Drive, etc.

De momento la aplicación esta disponible para macOS, iOS y watchOS. Para varios dispositivos, sí, pero dentro del ecosistema Apple.

Drafts | getdrafts.com | Canal de vídeos de Drafts en Vimeo
Descargar Drafts | macOS | iOS
Ilustración «Escritorio» | Mediamodifier en Pixabay

¿Quieres colaborar?

Si te gusta lo que lees puedes convertirte en mecenas del proyecto a través de Patreon. Podrás acceder a contenidos exclusivos.

Become a Patron!

Deja un comentario.