Tu organización personal en números: 22 preguntas incómodas

A veces hay que dedicar un tiempo a pensar y hacerse preguntas. Y la organización personal no es una excepción. También este tema merece nuestro tiempo de reflexión. Y hoy me preguntaba cuántas cosas relacionadas con nuestra organización personal no sabemos. ¿Tenemos todo controlado? ¿Todo cuantificado?

De contar va el asunto y para ello lanzo algunas cuestiones cuya respuesta es precisamente un número. Aunque saber alguno de estos datos quizá es completamente irrelevante, conocer la respuesta a alguna de estas preguntas podría ser un indicador de que algún control o interés tenemos sobre nuestra organización personal. O quizá no. Pero al menos las cuestiones invitan a la reflexión, que de eso se trata.

Sin más preámbulos y sin ninguna intención en particular, ahí van algunas preguntas, unas más incómodas que otras. Sigue leyendo. El artículo no termina aquí…

Las cinco «W» (y una «H») de Getting Things Done (GTD #3)

En el ámbito del periodismo, las seis «W» (también las cinco «W» y una «H») es un concepto relacionado con la redacción y presentación de noticias, fundamental para reunir y presentar con rigor la información; la fórmula básica para obtener la historia «completa» sobre algo. Las cinco W corresponden con las palabras interrogativas en inglés: What (Qué), Who (Quién), When (Cuándo), Where (Dónde) y Why (Por qué). La «H» se refiere a How (Cómo). Estas son también las preguntas que uno se hace cuando valora introducir un método de organización como GTD®.

Comentaba en el último artículo sobre GTD® que el método de David Allen era una solución efectiva al problema de organización. Pero, ¿qué es GTD®? ¿Por qué es una solución a las dificultades en materia de organización? ¿Dónde podemos utilizar GTD®? ¿Cómo se aplica el método? ¿Quién lo puede utilizar? ¿Cuándo conviene aplicarlo? ¿Qué compromiso de tiempo requiere?

Apropiándome del método periodístico para presentar la historia «completa» de GTD®, analizo una a una cada cuestión a partir de las reflexiones de David Allen en su libro Getting Things Done®. Sigue leyendo. El artículo no termina aquí…