GTD: subirse a la tabla por primera vez


Por Enrique Benimeli
Post n.106 | Tiempo de lectura: 3 minutos

En realidad, la metodología GTD® es sencilla. Es cierto que David Allen, quien ideó el método, dedicó un libro entero a explicar su funcionamiento. Podríamos pensar por ello que se trata de un complejo y sofisticado método de organización personal con decenas o cientos de pasos. Nada más lejos de la realidad. GTD® tiene algunos entresijos y otras particularidades, y David Allen ha necesitado varias páginas para presentarlos y justificarlos de forma ordenada y didáctica.

GTD® es sencillo pero implica cambios importantes, especialmente en el modo de entender y definir el trabajo, las tareas, los proyectos, etc. Es un método para la organización personal que, como no podría ser de otro modo, requiere de mucha organización y disciplina. De vez en cuando tenemos noticias de algún entusiasta de GTD® que se ha caído de la tabla. Marta, con 10 años de experiencia en GTD, se cayó. Todos nos hemos caído alguna vez y probablemente volvamos a caernos de nuevo. Hay que aprender a caer, y David Sánchez lo explica en Control y perspectiva. «Caerse de la tabla forma parte del juego», como decía Jordi Fortuny en Anatomía de una caída de la tabla en GTD®. El objetivo es caerse cada vez con menos frecuencia.

Entender GTD® es fácil, pero empezar a aplicar el método puede entrañar cierta dificultad. En primer lugar es necesario aprender algunos conceptos para poder moldear de un modo diferente la lista de cosas que hacer que aparecen en los distintos ámbitos en los que tenemos algún tipo de responsabilidad, tanto personal como profesional. Es importante saber que cuando empezamos con GTD® introducimos un nuevo método y no una herramienta especial que nos hace más eficaces en nuestra particular forma de organizar las cosas.

La motivación es lo que te hace comenzar. Tus hábitos son los que te mantienen en el camino. Jim Ryun.

Si decidimos utilizar GTD®, conviene ser estricto y disciplinado con el método y no tratar de inventar un extraño híbrido que aparentemente se adapta mejor a nuestra organización o que incluso creemos que mejora el método original. Si cambias la esencia de GTD®, no estás aplicando GTD®. Insisto en que ni el método ni los recursos necesarios en Getting Things Done® son complejos, pero si requieren una atención y tratamiento especial.

En este reportaje vemos a David Allen ayudando a Linda Geerdink, presentadora de la TV holandesa, en sus comienzos con la metodología Getting Things Done®. Allen le muestra las dificultades habituales que suelen tener aquellos de deciden empezar a poner un poco de organización en sus vidas con GTD®. La reacción de Linda a algunas instrucciones de David Allen durante el proceso son bastante comunes; seguramente, alguno se sienta identificado con ella si recuerda sus inicios con GTD®. Todos nos hemos subido a la tabla por primera vez en algún momento.

Libro | Organízate con eficacia de David Allen
gtd @ YouTube | David Allen coaches Dutch TV host Linda through GTD® [04:15]
gettingthingsdone.com | Getting coached by David Allen
GTDnordic.no | Se David Allen coache en stresset karrierekvinne [Full episode: 15:30]
Linda Geerdink | lindageerdink.nl | @lindageerdink
Fotografía | Surf de kirildobrev

¿Quieres colaborar?

Si te gusta lo que lees puedes convertirte en mecenas del proyecto a través de Patreon. Podrás acceder a contenidos exclusivos.

Deja un comentario.