Soy profesor y así me organizo (con TIC o sin TIC)

Hace unos meses publiqué las (que yo considero) 8 cualidades TIC de un profesor productivo. Acompañaba el artículo con una infografía en la que resumía las características del profesor conectado, sincronizado, informado, eficiente, organizado, digital, concentrado y virtual; todas ellas cualidades relacionadas con la productividad y las TIC.

En esta ocasión vuelvo para preguntar. Me consta que son muchos los docentes que mantienen su particular forma de organización personal desde siempre, sea en formato papel o en formato digital, no importa. Lo veo a diario. Algunos me consultan cómo me organizo yo, me preguntan qué aplicaciones utilizo, si es que utilizo alguna (aunque algo sospechan, claro está). Siempre intento aconsejar la opción más razonable en cada caso, utilizando un criterio basado únicamente en mi experiencia como profesor (de Informática) y en mi especial interés por la organización personal.

No todas las herramientas (ni métodos) están diseñados para todo el mundo ni se adaptan a todas las necesidades. Es cierto que muchas veces conviene hacer algún cambio (con o sin TIC), siempre que sea para introducir alguna mejora. Pero a veces, en cuestiones de organización personal, es mejor quedarse como uno está. «Si algo funciona, no lo toques», como se suele decir.

Lanzo esta consulta precisamente para reunir información sobre este tema, el de la organización personal de los docentes en su día a día. Te invito a completarla y a compartirla con tus compañeros de claustro.

¡Gracias por tu colaboración!

Haz clic en la imagen para acceder a la consulta

Consulta | «Soy profesor y así me organizo»
Fotografía «Agenda» | DarkWorkX en Pixabay

¿Quieres colaborar?

Si te gusta lo que lees puedes convertirte en mecenas del proyecto a través de Patreon. Podrás acceder a contenidos exclusivos.

Become a Patron!

Las 8 cualidades TIC de un profesor productivo

En ocasiones tengo la sensación de que se suele relacionar la productividad exclusivamente con el mundo de la empresa. Parece que solo los atareados empresarios e inquietos emprendedores tienen el privilegio de poder aplicar conceptos de productividad y organización personal a su trabajo diario. Cualquiera que lea con cierta frecuencia sobre estos temas, sabe que no es así. La productividad es para todos.

En la práctica todos los empleos pueden ser objeto de mejora en términos de productividad. También es cierto que unos se prestan más que otros a introducir herramientas y métodos que permitan obtener mayor rendimiento. Esto se da especialmente en los trabajos de la información y el conocimiento, donde siempre parece haber margen de mejora en los procesos y donde en ocasiones la carga de trabajo parece no tener fin. Se podría decir que hay tanto trabajo como tú quieras que haya. Y la solución no es otra que optimizar recursos.

Docencia y productividad

Pues bien. Si hay un trabajo que debe preocuparse de gestionar bien la información, el conocimiento y los mejores métodos para transmitirlo, es la docencia.

Por un lado el profesor debe preparar y organizar los recursos de aula necesarios para impartir sus asignaturas, y además debe hacerlo en un entorno digital donde la innovación TIC tiene ya una fuerte presencia. Por otro lado, también existe una carga organizativa y administrativa nada despreciable (excesiva en mi opinión) como la de cualquier empresa (salvando las distancias) que conviene gestionar también de la mejor forma. En ambos casos, en las actividades docentes y en las burocráticas, las TIC pueden ser una gran aliada. Sigue leyendo. El artículo no termina aquí…