Un alto en el camino: 50 artículos sobre organización personal

De vez en cuando conviene detenerse un instante para contemplar el camino recorrido. En términos de organización personal, estar pendiente del siguiente paso, decidir cuál es nuestra próxima acción, es fundamental. Pero también lo es echar la vista atrás y analizar el trabajo realizado. Hacer balance en algún punto también nos da perspectiva para continuar con un proyecto en una nueva etapa. «La parada es parte del camino», dijo alguien alguna vez.

Este blog es uno de tantos proyectos y, como tal, conviene también detenerse un momento para hacer revisión. Y qué menos que dedicar unas líneas para analizar precisamente lo publicado hasta el momento. Pero solo una pausa en forma de post, porque en un par de días el blog sigue su ritmo habitual. Un merecido punto y seguido. Son 50 los artículos publicados hasta la fecha. La decisión de detenerme un instante tras 50 publicaciones es completamente arbitraria. Podría haber esperado y hacer revisión tras 77 publicaciones o hacerlo mucho antes en la 37. Sin embargo, por alguna razón, parece que 50 es un buen número.

En la imagen puedes ver una nube de etiquetas con los temas sobre los que he escrito en Ocho en Punto todo este tiempo. Sigue leyendo. El artículo no termina aquí…

Tu organización personal en números: 22 preguntas incómodas

A veces hay que dedicar un tiempo a pensar y hacerse preguntas. Y la organización personal no es una excepción. También este tema merece nuestro tiempo de reflexión. Y hoy me preguntaba cuántas cosas relacionadas con nuestra organización personal no sabemos. ¿Tenemos todo controlado? ¿Todo cuantificado?

De contar va el asunto y para ello lanzo algunas cuestiones cuya respuesta es precisamente un número. Aunque saber alguno de estos datos quizá es completamente irrelevante, conocer la respuesta a alguna de estas preguntas podría ser un indicador de que algún control o interés tenemos sobre nuestra organización personal. O quizá no. Pero al menos las cuestiones invitan a la reflexión, que de eso se trata.

Sin más preámbulos y sin ninguna intención en particular, ahí van algunas preguntas, unas más incómodas que otras. Sigue leyendo. El artículo no termina aquí…